Equilibrio y Armonía: La Regla 60/30/10 en el Interiorismo

  • hace 3 semanas
  • 0

En el mundo del interiorismo, encontrar el equilibrio perfecto de colores puede marcar la diferencia entre un espacio simplemente habitable y uno verdaderamente encantador. Es aquí donde entra en juego la regla 60/30/10, una guía fundamental para seleccionar la paleta de colores ideal y lograr una decoración armoniosa en cualquier ambiente.

¿Qué es la Regla 60/30/10?

Imagínalo como un mapa de navegación para tus decisiones de diseño. La regla 60/30/10 establece una proporción ideal para la distribución de colores en un espacio, garantizando una combinación visualmente atractiva y equilibrada:

– 60% Color Principal: Este es el tono que dominará tu decoración. Te sugerimos optar por tonalidades neutras, desde un blanco puro hasta un suave beige. Estos colores crean una sensación de amplitud y calma, ideal para establecer la base de tu diseño. Pueden aplicarse en paredes, suelos o piezas de mobiliario más grandes.

– 30% Color Secundario: Aquí es donde entra en juego el contraste y la complementariedad. El color secundario debe diferenciarse del principal para añadir profundidad visual al espacio. Puede manifestarse en una pared destacada o en textiles como cortinas o alfombras, brindando ese toque distintivo que transforma un ambiente común en algo extraordinario.

– 10% Color Acento: Los detalles marcan la diferencia, y esta es precisamente la función del color acento. Se trata de pequeños destellos de color que agregan vitalidad y personalidad al espacio. Desde un jarrón llamativo hasta un cojín vibrante o una lámpara única, estos elementos destacan del resto, añadiendo un toque de frescura y dinamismo a tu decoración.

Consejos prácticos para implementar la regla 60/30/10

Ahora que conoces los fundamentos, aquí tienes algunos consejos prácticos para aplicar la regla en tu propio hogar:

Experimenta con Texturas: Además de jugar con los colores, no subestimes el poder de las texturas para añadir profundidad y dimensión a tu diseño. Mezcla materiales como madera, metal y tela para crear un ambiente visualmente interesante y acogedor.

Equilibrio Visual: Busca un equilibrio entre los diferentes elementos de tu decoración. Distribuye los colores de manera uniforme en todo el espacio para evitar que un área se sienta abrumadora o desequilibrada.

Flexibilidad Creativa: Si bien la regla 60/30/10 es una excelente guía, no tengas miedo de desviarte un poco si sientes que tu intuición creativa te lleva en otra dirección. Al final del día, lo más importante es que te sientas cómodo y feliz en tu hogar.

En resumen, la regla es una herramienta invaluable para cualquier entusiasta del diseño de interiores. Al seguir esta guía simple pero efectiva, podrás transformar cualquier espacio en un oasis de estilo y armonía. ¡Anímate a experimentar y deja que tu creatividad vuele libremente!

¿Te sentiste inspirado? ¿Tienes preguntas o comentarios sobre nuestros tips?

¡Nos encantaría saber de ti, dejanos un comentario y sigamos compartiendo ideas!

** Info recabada de https://gimsblog.com/

Comparar listados

Comparar
Abrir chat